sábado, 5 de noviembre de 2011

LA ARGUMENTACIÓN EN EL PROCESO PENAL EN MÉXICO, EN LA ÉPOCA ACTUAL

Dentro de la actividad que desarrolla el jurista, la principal es la de aplicar el ordenamiento jurídico a los diferentes problemas que se presentan en la vida social, ya sea en el ámbito privado, dentro de la administración pública, en la carrera judicial o dentro de un órgano legislativo, siempre el jurista tendrá la necesidad de interpretar y aplicar la norma jurídica al caso concreto.

Es por ello que en nuestro días, en la práctica jurídica buscamos entender el significado de las leyes, leyéndolas y buscando el significado que el legislador le quiso dar y en el caso de encontrar una norma que es relativamente oscura en su significado nos auxiliamos de la interpretación que ha realizado la Suprema Corte de Justicia de la Nación, o bien, de los trabajos académicos realizados por los teóricos del derecho, todo esto, con la finalidad de encontrar el mejor sentido a la ley para llevar a buen término la pretensión deducida en juicio. Esta actividad puede ser acorde con lo descrito por Diccionario de la Lengua Española, quien define el vocablo interpretar como: “explicar o declarar el sentido de algo, y principalmente el de un texto.” [1]

A lo largo de los presentes estudios analizaremos la argumentación jurídico penal a la luz de la teoría de la argumentación, en su vertiente de caso fácil, para poder entender cómo funciona en la práctica, esbozando en primer término la lógica del silogismo jurídico y finalizando con la aplicación de los elementos de los argumentos en Toulmin en un caso práctico.


[1] REAL  ACADEMIA  ESPAÑOLA. DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA - Vigésima segunda edición. Interpretar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada